Riego por goteo vs riego por aspersión

- Categorías : Default

Desde hace un tiempo la utilización del agua en los cultivos preocupa más a las personas. Y es que gestionarla de forma correcta es imprescindible para poder disfrutar de ella de una manera responsable y sin desperdicios. Es por ello que hace unos días hablábamos sobre qué sistemas de riego por goteo existen, los goteros para riego y el riego por goteo en general. Sin embargo, en una amplia mayoría de lugares se suele optar por otra posibilidad: elegir el riego por aspersión en vez de los sistemas de riego por goteo. Así que hoy conoceremos de cerca a estas dos opciones.

Riego por goteo

Este sistema de riego por goteo es conocido por prácticamente todo el mundo a día de hoy. Es una forma muy eficiente de utilizar el agua a través de goteros para riego que, básicamente, lo que permiten es aprovechar cada gota de agua. Para ello utiliza filtros, reguladores y tubos que llegan hasta el área cercana a la planta y humedecen, gota a gota, de ahí su nombre, el área. Su eficiencia se sitúa en prácticamente un 95%, lo que supone un porcentaje mucho mayor que el resto de sistemas.

Ventajas

Para conocer de cerca todo lo que puede ofrecer este sistema, lo mejor sería repasar sus principales beneficios:

  • Ahorro de agua: ya hemos comentado que su eficiencia es enorme, lo que se traduce en ahorros de hasta el 50% en la factura del agua.

  • Nutrientes: como el agua cae poco a poco los nutrientes de las plantas se mantienen.

  • Sistema automático: es un sistema automatizado que nos permitirá despreocuparnos de esta tarea.

  • Riego constante: el agua siempre cae de la misma forma por lo que no habrá variación en el riego, lo que nos permitirá tener todo bajo control.

Desventajas

  • La instalación de este sistema de goteros para riego es más cara que otras opciones.

  • Si estamos utilizando este sistema no se puede labrar el suelo.

  • Su coste de mantenimiento es elevado.

Riego por dispersión

Por otra parte, tenemos que hablar del riego por aspersión, que suele ser más común. Sobre todo si centramos la mirada en jardines de dimensiones más reducidos o los de una casa. Esta modalidad lo que ofrece es un efecto de lluvia sobre las plantas a regar y su eficiencia se sitúa sobre el 85%.

Ventajas

Los beneficios de este sistema también son variados y conocerlos podría ayudarnos a determinar si es el tipo de riego que queremos o, por contra, si preferimos los goteros para riego.

  • Se puede usar en prácticamente cualquier terreno.

  • La dosificación de agua se realiza con precisión.

  • La planta no es dañada por este sistema ya que la presión del agua no es grande.

  • El agua se distribuye alrededor del área deseada de forma homogénea.

Desventajas

  • El consumo de agua es mayor que en los sistemas por goteo.

  • Su eficiencia a la hora de regar plantas es menor.

  • Al regar más parte del terreno, pueden aparecer hongos debido a la humedad.

Conclusión

Llegados a este punto toca hablar sobre qué opción resulta mejor. Y lo cierto es que depende de lo que estemos buscando. Por norma general el riego por goteo es mejor pero también más caro, por lo que suele utilizarse en dimensiones pequeñas y medianas. Mientras que el riesgo por aspersión es la opción elegida para grandes superficies. Lo mejor para tomar la decisión es buscar asesoramiento para conocer qué método de riego se adapta mejor a lo que buscamos. Comercial Moreno: suministros industriales en riego, energía solar, calefacción fontanería y mucho más.

Share

Añadir un comentario

Volver arriba