¿Qué sistema de riego por goteo elegir?

- Categorías : Default

Si tienes un jardín en tu casa o un terreno con algún tipo de plantación, es posible que conozcas los diferentes sistemas de riego que existen. Lo cierto es que las opciones por las que podemos decantarnos son muy variadas pero hay una que a nosotros nos parece ideal para cualquier caso: el riego por goteo. Sin embargo, hay muchos tipos de goteros diferentes y no siempre es fácil esclarecer qué sistema es el que más nos conviene más.

¿Cómo saber elegir un sistema de riego por goteo?

Lo primero que deberíamos tener claro es cómo elegir entre los goteros para riego disponibles. Esto es algo que dependerá de lo que necesitemos regar, ya que no es lo mismo hacer frente a unas cuantas macetas, un jardín o una plantación. En este sentido, podemos diferenciar dos tipos de goteros: los subterráneos y los superficiales.

  • Goteros subterráneos: este tipo de riego introduce sus tuberías bajo tierra, a unos 50 centímetros de profundidad. Esto permite una mejor conservación del agua y un mayor crecimiento radicular. Suele utilizarse para árboles y climas muy secos.

  • Goteros superficiales: otros de los goteros para riego que podemos elegir son los superficiales. En este caso consiste en finas tuberías que van por encima de la tierra empapándola a gotas. Es muy utilizado en horticultura.

Tipos de sistemas de riego por goteo

Si hablamos de los tipos de goteros que existen podemos encontrar prácticamente de todo, desde goteros autocompensantes hasta los regulables o los goteros netafim. Generalmente podríamos dividirlos en cuatro grandes tipos:

  • Gotero de caudal constante: este tipo no es regulable y siempre proporciona una cantidad fija de agua. Suele ser muy sencillo y es uno de los goteros baratos más económicos.

  • Goteros autocompensantes: este tipo también es de caudal constante y compensa de forma automática la presión para ofrecer siempre el mismo caudal. Es muy utilizado para tuberías de gran longitud o con desniveles.

  • Regulables: con el es posible ajustar el caudal hasta los 60 litros por hora. Suele usarse para plantas en crecimiento.

  • Microaspersores: se caracteriza por ofrecer un riego en forma de lluvia muy fina en un radio de hasta cinco metros. Con esta variedad es importante planificar el horario de riego para que las plantas no se quemen con los rayos solares.

Las ventajas del riego por goteo

  • Este sistema, al igual que todos los tipos de goteros, permite un gran ahorro de agua y ofrece un gran beneficio al desarrollo de la planta.

  • No provoca encharcamiento, por lo que evita la proliferación de hongos y pérdida de nutrientes.

  • Ayuda a la formación de una raíz pivotante en las planteas, que absorben mejor el agua.

  • Además, también reduce la presencia de malas hierbas, ya que la superficie a penas se moja.

Conclusión

El riego por goteo es la mejor solución para cualquier tipo de plantación. Sin importar de si se trata de varias macetas y plantes en un pequeño jardín o una explotación agrícola. Existen muchos tipos diferentes de sistemas de goteo, por lo que resulta fácil encontrar el que mejor se adapte a nuestras necesidades. Lo más importante es apostar por uno que nos ofrezca buenos resultados y que sea de la calidad suficiente como para no comprometer la salud de nuestras plantas. Comercial Moreno: suministros industriales de riego, energía solar, calefacción, fontanería y mucho más.

Share

Añadir un comentario

Volver arriba