Los principales motivos por lo que el calentador no enciende al abrir el agua

- Categorías : Default

Una de las cosas más desagradables y molestas que puede pasarnos es quedarnos sin agua caliente en mitad de una ducha. Sobre todo ahora que las temperaturas han bajado considerablemente. Y peor aún es cuando tras la ducha, compruebas que el fallo sucede porque el calentador no enciende. Así que hoy vamos a intentar repasar las principales causas que llevan a que un calentador gas no enciende al abrir el grifo.

Por qué mi calentador de gas no enciende al abrir el grifo

Lo primero que debemos tener en cuenta tiene que ver con tener un aparato de la suficiente calidad. Para ello, en Comercial Moreno puedes comprar calentadores de gas. Por otro lado, es imprescindible comprobar que tipo de calentador o caldera tenemos en casa, ya que si este no es de gas las soluciones que daremos hoy no servirán. Aquí puedes ver la diferencia entre calentador a gas y termo eléctrico.

Cómo funciona un calentador de gas

Antes de explicar por qué el calentador no enciende, vamos a repasar cuál es su funcionamiento. El calentador de gas es un aparato que sirve para calentar agua caliente sanitaria. Los tradicionales están compuestos por un depósito, que es el que se encarga de calentar el agua y almacenarla hasta que haya demanda de uso. Sin embargo, existen otros modelos, los llamados calentadores instantáneos, que no incluyen depósito de agua, sino que calienta el agua directamente cuando hay demanda. Esto permite que únicamente funcione cuando abrimos el grifo y que no tenga que estar calentando constantemente.

Principales causas y soluciones por los que un calentador de gas no enciende al abrir el grifo

Llegados a este punto, es el momento de intentar diagnosticar qué sucede y por qué el calentador gas no enciende al abrir el grifo. Para ello, hemos recopilado las principales causas que provocan que nos quedemos sin agua caliente. Sin embargo, lo aconsejado sería recurrir a un servicio técnico que nos solucionase el problema. En este sentido, lo más común cuando el calentador no enciende es que sea por alguno de estos problemas:

  • Baterías descargadas: este motivo es el más repetido y, a la vez, el más fácil de solucionar. Bastará con cambiar la batería que tenga equipada, normalmente unas pilas, para que todo vuelva a funcionar correctamente.

  • Fallo en el suministro: aquí debemos hacer frente a algunas comprobaciones para determinar si el regulador está averiado o si simplemente la llave se quedó cerrada o se agotó el gas. En este caso, la solución pasa por comprobar estos tres aspectos para determinar qué pasa.

  • Poca presión: si no hay demasiada presión en el caudal del agua, el calentador de gas no encenderá. Si esto te sucede, lo primero que deberías es comprobar el estado de las tuberías del hogar. Para ello, lo mejor es recurrir a un fontanero profesional.

  • Membrana de encendido endurecida o rajada: estos aparatos tienen una membrana que puede rajarse o endurecerse con el paso del tiempo. Si esto sucede, es imprescindible sustituirla.

  • Que no funcione un solo grifo: si sucede esto, el problema será de la instalación de esa habitación en concreto. Puede que haya acumulado minerales del agua y que no dejen pasar suficiente caudal.

Share

Añadir un comentario

Volver arriba