Calentador de gas o termo eléctrico

- Categorías : Default

Desde hace algún tiempo el precio de la electricidad y el gas trae de cabeza a todos los españoles. Cada día cuesta más encender la luz o cocer la pasta y muchos se preguntan qué sistemas deberían usar para ahorrar unos euros. Por este motivo, hace un tiempo hablamos sobre qué calefacción es mejor: la de gas o la eléctrica. Y hoy continuaremos en esa línea pero hablando de las posibilidades para tener agua caliente. Qué es mejor elegir para una vivienda: calentador de gas o termo eléctrico.

¿Qué es un termo eléctrico?

Los termos eléctricos son aparatos que sirven para calentar agua para una vivienda. Cuentan con un tanque que calienta el agua en su interior, normalmente mediante una resistencia, y que permite disfrutar de agua caliente. El tanque de estos termos eléctricos suele ser de diferentes tamaños, por lo que el tiempo que tardan en calentarse varía en función de ello.

Para ofrecer agua caliente en grifos y duchas, el agua de dicho tanque debe haber sido calentada previamente. Algo que requiere de un periodo de tiempo que oscila entre una y tres horas. De este modo, cuando se acaba todo ella agua caliente, hay que volver a esperar a que la resistencia vuelva a calentarla de nuevo.

Ventajas de los termos eléctricos

  • La presión del agua es siempre la misma.

  • La instalación es más sencilla y económica.

  • Existen termos de diferente capacidad, lo que permite que elijamos el que más nos convenga según nuestras necesidades.

  • Se pueden programar para elegir cuando calientan y cuando no, algo importante para aprovechar las horas en la que la luz es más barata.

Desventajas de los termos eléctricos

  • El agua caliente que ofrecen está limitada por los litros de capacidad del tanque.

  • Necesitan bastante espacio para su colocación.

  • Mientras están funcionando, el consumo de energía que realizan es bastante elevado.

¿Qué es un calentador de gas?

También podemos conseguir agua caliente sanitaria en nuestra vivienda a través de un calentador de gas. En este caso, funcionan mediante gas natural o con bombonas de butano o propano, y no con electricidad. Su funcionamiento es bastante diferente, ya que no cuentan con un tanque, si no que calientan agua en el momento en el que la necesitamos. Esto quiere decir que hasta que no abrimos el grifo por la parte de agua caliente no empezará a calentar. Por ello, tarda un poco de tiempo hasta que deja de salir agua fría.

Ventajas de los calentadores de gas

  • No hay que esperar a que el agua se caliente, se obtiene al abrir el grifo.

  • El suministro es ilimitado siempre que tengamos gas.

  • Es una alternativa bastante económica en términos de consumo.

  • Calienta el agua de manera más rápida y eficiente que la electricidad.

Desventajas de los calentadores de gas

  • Es posible que el agua caliente salga con menor presión si abrimos varios grifos a la vez.

  • Si la presión del agua es baja, el calentador baja su rendimiento.

  • Es necesario realizar revisiones y mantenimiento de forma periódica cada cierto tiempo.

Conclusión

Como hemos explicado, los dos modelos ofrecen diferentes ventajas e inconvenientes. Por lo que resulta complicado elegir entre calentador de gas o termo eléctrico sin saber qué uso se le dará. Por este motivo, lo mejor es contar con asesoramiento personalizado para conocer exactamente cuáles son nuestras necesidades. De este modo podremos establecer qué opción es mejor para calentar el agua en nuestra casa. Comercial Moreno: suministros industriales en riego, energía solar, calefacción, fontanería y mucho más.

Share

Añadir un comentario

Volver arriba